A vueltas con la asignatura de religión

Una vez más, el Departamento de Educación ha querido forzar la elección de los padres a la hora de elegir la asignatura de religión. Esto es una muestra de su obsesión enfermiza por intentar poner obstáculos a que los padres elijamos esta asignatura con libertad.

En esta ocasión el 25 de mayo el Departamento de Educación ha remitido una instrucción a los centros educativos aragoneses en el que pide que cada curso los padres rellenen un formulario para elegir  la asignatura de religión o sus alternativas (ver instrucción).

Desde la Asociación Profesional de Profesores de Religión APPRECE nos han remitido una nota de prensa enviada a los medios de comunicación el 2 de junio (ver) en la que denuncia que no hay obligación de confirmar cada año la elección, sino que hay que hacerlo al comienzo de ciclo (1º infantil, 1º primaria, 1º ESO , 1º de bachillerato), aunque al comienzo de cualquier curso si el padre lo desea puede cambiar de opción. Ponen como ejemplo las instrucciones que ha dado la Junta de Andalucía, que así lo regulan (ver). Además, indica que cuando se opta por un tipo de centro con proyecto educativo e ideario, los padres tienen que respetarlo y que, por tanto, si el centro tiene un ideario católico es normal que se respete la opción por la asignatura de religión católica.

Desde Fecaparagón apoyamos esta argumentación de APPRECE y, además, pensamos que en todo caso puede que esta instrucción sirva para facilitar que en algunos centros educativos de titularidad pública también se facilite que los padres puedan elegir la religión y no haya presiones por parte de algunos directivos en elegir su alternativa.

Deja un comentario